Fijaciones de esquí

En esta entrada vamos a ver los elementos principales de una fijación de esquí para más adelante estudiar su comportamiento  y saber como debemos ajustarla dependiendo de la disciplina que practiquemos y nuestro peso, quedando así el esquema:

Fuente: ISES

Puntera: es la parte delantera de la fijación, en ella podemos distinguir el visor de regulación de la tensión a la que está.

Fuente: ISES

Talonera: parte trasera de la fijación, tiene un visor de la tensión a la que tenemos la fijación, podemos regularla mediante el tornillo que posee, también nos permite desplazar la fijación al rededor de cuatro cm.

Fuente: ISES

Freno: la función que tiene es que el esquí no se nos escape cuando lo tenemos puesto en la bota, así que cuando se nos rompe el freno, el esquí no se queda enganchado totalmente en la bota y se sale, el tamaño de freno depende de el ancho del patín que llevemos.

Fuente: ISES

Banda deslizante: son las encargadas de que cuando se suelta la bota de las fijaciones la puntera libere correctamente la bota, por eso debemos de tener cuidado y limpiar la fijación antes de ponérnosla, permitiendo así el movimiento de esta pieza.

 

Fuente: ISES

 

Teniendo claros estos conceptos ya estamos listos para introducirnos en los diferentes tipos de fijaciones y ser capaces de adaptarlas a nuestro gusto y necesidades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *