Flex o índice de flexión 

El flex o índice de flexión de las botas es la fuerza que debemos aplicar sobre la bota para que se doble.

Hay gente que no considera el flex como un aspecto importante a la hora de escoger unas botas, pero sí es cierto que cuanto más duras sean las botas, más sensibles serán y con más precisión transmitiremos el movimiento. Por el contrario cuanto más blandas, menos sensibles a los movimientos serán, pero más fáciles de poner y quitar.

No hay una escala universal de flex, ya que es un número que tiene una representación simbólica, pero si que es cierto que la mayoría de marcas utilizan una escala en la que el mínimo es 30 y el máximo es 170,  que está escala no sea universal significa que aunque nos pongan el número, hace falta leer en las especificaciones de la bota para que tipo de esquiadores y situaciones está dirigida (elemental, intermedio, avanzado, experto, freestyle…).

Elegiremos un flex entre 50 y 70 si somos principiantes, entre 80 y 90 si tenemos nivel intermedio, entre 100 y 110 nivel avanzado y +120 si somos expertos. Aunque debemos observar la excepción del freestyle, para park debemos llevar un flex blando que nos permita doblar las botas a nuestro antojo sin necesidad de aplicarle demasiada fuerza.

En este terreno la marca FULL TILT se ha desmarcado haciendo su propia escala de flex que va desde 4 hasta 10, siendo 4 la más blanda y 10 la más rígida, haciendo un estilo de bota totalmente diferente, tan sólo con cambiar la lengüeta podemos  convertir una bota de park perfecta (blanda, flex 4), en una bota de pista (más dura, flex 8 o 10).

img_0472
www.fulltiltboots.com

Entre las marcas hay algunas como Head,Salomon o Fischer que tienen fama de ser más rígidas y orientadas al freeride, que por ejemplo FullTilt o Dalbello, las cuales están más enfocadas al freestyle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *