Esquís de freeride

El esquiar fuera de pista también se conoce como freeride es famoso por las incursiones en nieve no preparada y por la aventura que ello supone.

Cuando esquiamos fuera de pista debemos ir mejor preparados y eso incluye llevar los esquís apropiados para ello.

Los esquís de fuera de pista son bastante más anchos que los esquís de pista, polivalentes e incluso que los de freestyle.

Y en cuanto a la longitud se suelen llevar entre 5 cm menos de nuestra altura y 15 cm más .

Que sean más anchos,  ayuda en la flotabilidad en nieve polvo a demás de darnos la estabilidad necesaria en este tipo de terreno gracias a su longitud. A demás debemos de tener en cuenta que el radio de giro de estos esquís son muy amplios, pero sus excelentes prestaciones perdonan cualquier debilidad en pista.

Los modelos backcountry dotados de doble espátula lo que nos  proporcionará grandes la estabilidad y seguridad de que van a responder en los vuelos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *