Vestidos para la ocasión

Para poder tener un día agradable en la montaña, hay que estar bien preparados con la ropa adecuada para afrontar la jornada en la época del año en la que vayamos.

En esta entrada me voy a centrar en la ropa de invierno, más en concreto en las precauciones que debemos de tener a la hora de ir a practicar los deportes que nos ocupan, el snowboard y el esquí.

En el torso es recomendable llevar tres capas, a saber la interior, con una camiseta térmica transpirable, que nos mantenga secos cuando sudemos, preferiblemente evitando el algodón, una capa intermedia, opcional que depende del frío que sintamos puede ser un forro polar, y la capa exterior, en la que buscaremos principalmente que sea impermeable y que no se cale el viento.

En la parte de abajo podemos llevar mallas o leggings térmicos, y el pantalón de nieve, que será impermeable y que corte el viento.

Calcetines especiales de esquí que son bastante calientes y llevan las zonas como las espinillas, talones, empeine y puntas de los pies reforzados, para que sufran menos ya que son las zonas que más estrés soportan.

No menos importante es protegernos la garganta, las condiciones meteorológicas son muy cambiantes, podemos tener desde días con una temperatura muy fría y el ambiente seco, hasta una temperatura primaveral con bastante humedad, para ello utilizaremos algún tipo de bufanda o braga que nos permita adecuar la temperatura del aire que respiramos a nuestro cuerpo.

Guantes o manoplas para la protección de las manos, particularmente recomiendo que si se lleva algún tipo de cámara deportiva, teléfono móvil o algún dispositivo que manipular se lleven guantes internos táctiles, para facilitar la manipulación sin perder calor corporal. De forma personal, y después de probar las dos cosas, yo prefiero y recomiendo manoplas porque hay menos pérdida de calor ya que tenemos los dedos juntos.

Y por último máscara de ventisca, por dos razones,  que vamos a gran velocidad y puede cegarnos el viento o incluso sin que haya ventisca ese día en la montaña  ,y el sol, existiendo lentes de distintas categorías desde 0 a 4 , cuanto mayor sea la categoría de la lente a más radiación absorbe, “de más sol los protege”. Muy recomendable que las lentes sean polarizadas para evitar los reflejos o destellos. Desaconsejo el uso de gafas de sol normales ya que no para todas las rafagas de viento que se originan y no están preparadas para el nivel de radiación que hay en la montaña.

Y nunca está de más crema solar y protector labial (factores altos) ya que en invierno nuestra piel esta menos expuesta y es bastante más sensible, sin mencionar que los niveles de radiación son bastante más altos. Si no nos gusta la crema solar se venden en otros formatos como roll-on y stick en tamaño pequeño para que podamos llevarlo en el bolsillo junto a nuestro forfait y aplicarnoslo en cualquier momento y sin necesidad de quitarnos los guantes.

Un comentario sobre “Vestidos para la ocasión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *